Bolsonaro deja en duda si enviará un representante a la investidura en Argentina

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, dijo este lunes que analiza la lista de autoridades invitadas a la investidura de Alberto Fernández como jefe de Estado de Argentina antes de decidir si envía a algún representante en su nombre a la ceremonia.

El líder de la ultraderecha de Brasil dejó en duda si mandará algún representante en nombre de la Presidencia o si el mayor socio comercial de Argentina en Sudamérica tan sólo estará representado en la investidura por su embajador en Buenos Aires.

«Primero estoy analizando su lista de invitados (de Fernández). Cuando yo asumí aquí no invité a algunas autoridades», aseguró el mandatario brasileño en declaraciones que concedió a periodistas al salir de la residencia presidencial.

Bolsonaro ni confirmó ni desmintió las versiones según las cuales decidió suspender el viaje a Argentina de su ministro de la Ciudadanía, Osmar Terra, a quien inicialmente había anunciado como su enviado para la investidura.

Según fuentes diplomáticas brasileñas, por ahora tan sólo está confirmada la presencia en la ceremonia del embajador de Brasil en Buenos.

Tras la victoria de Fernández en las urnas, Bolsonaro anunció que no pretendía felicitarle y adelantó que tampoco estará presente en su investidura, prevista para este martes.

En un primer momento se llegó a conjeturar que Bolsonaro sería representado por el vicepresidente Hamilton Mourao, pero la Presidencia anunció hace un mes que el elegido era el ministro de Ciudadanía, un «ciudadano» de Río Grande do Sul, estado fronterizo con Uruguay y Argentina, que habla un «castellano fluido».

De cualquier forma, será la primera vez desde 2003 que un jefe de Estado brasileño no participa en la toma de posesión de un presidente de Argentina, el tercer socio comercial de Brasil a nivel mundial y el primero en la región.

En sus declaraciones de este lunes, el presidente brasileño aclaró que, de cualquier forma, las relaciones comerciales entre los dos países continuarán normalmente pese a las divergencias entre ambos mandatarios.

«Nuestro comercio con Argentina continuará de la misma forma, sin ningún problema. No cambiaremos nada», aseguró el capitán de la reserva del Ejército brasileño al referirse a las relaciones de Brasil con su principal socio en el Mercosur.

Durante la campaña electoral argentina, Bolsonaro profirió duras críticas contra Fernández, a quien llegó a calificar de «bandido de izquierdas», y expresó explícitamente su apoyo al presidente saliente, Mauricio Macri, derrotado en las urnas.

También descalificó a la exmandataria Cristina Fernández, electa vicepresidenta en la fórmula encabezada por Fernández, de quien ha dicho en forma despectiva que pertenece «al mismo grupo que Lula (el expresidente brasileño Luis Inacio Lula da Silva)», el venezolano Nicolás Maduro y el fallecido cubano Fidel Castro, entre muchos otros líderes de izquierdas latinoamericanos.