CDMX vs. COVID-19: Baja la cifra de hospitalizados, pero la epidemia sigue viva

En lo que va de junio y de «nueva normalidad», la cifra de hospitalizados ha sido estable e incluso ha empezado a bajar, pero el porcentaje de positividad en las pruebas aplicadas sigue siendo alto.

La Ciudad de México definirá este viernes si pasa a semáforo naranja para reabrir parcialmente más negocios y actividades económicas, o bien, si se queda de nuevo en semáforo rojo.

Esto último significaría mantener las medidas de distanciamiento social que reducen el riesgo de contagios de COVID-19, pero a costa del impacto económico sobre grandes empresas, pequeños negocios y familias enteras por causa de la emergencia sanitaria.

La decisión sobre el cambio de color en el semáforo dependerá de qué tanto avance el combate al coronavirus en la capital, que se mantiene como la entidad del país con más casos confirmados acumulados y más muertes. De acuerdo con los datos de la Secretaría de Salud federal, al corte de la noche de este martes la CDMX sumaba 43,596 registros y 4,669 decesos.

El avance en ese combate, según las autoridades capitalinas, se medirá con base en diversos indicadores.

Por ejemplo, el número de casos activos —es decir, personas con capacidad para transmitir el virus— se ha mantenido estable desde que inició la llamada «nueva normalidad». Incluso, las cifras muestran que ha bajado en los últimos días: de 4,318 el 13 de junio descendió hasta 3,936 el 22 de junio.

En contraste, los casos sospechosos —referentes a personas con algún síntoma pero que aún no tienen confirmación por laboratorio— han ido variando a lo largo del mes, como expone la siguiente gráfica.