Nueva York encara su reapertura con épica: «Hicimos lo imposible»

El gobernador del estado estadounidense de Nueva York, Andrew Cuomo, ofreció este viernes un mensaje institucional en el que confirmó que los expertos, tras revisar las métricas, habían ratificado definitivamente el pase de la Gran Manzana a la fase dos de reapertura el próximo lunes y tiró de épica para resaltar que han superado estos tres meses de pandemia de la COVID-19 tras hacer «lo que era imposible».

«En los últimos tres meses hemos hecho lo que era imposible. Hemos pasado de tener los peores datos del país a superar la crisis mejor que cualquier otro estado o país en el mundo», declaró el gobernador, que tras finalizar su intervención reprodujo un video con imágenes y música a modo de recopilatorio para mostrar algunos de los momentos de la gestión de la pandemia, como la puesta en marcha del hospital de campaña de Central Park.

Cuomo subrayó que en el estado se había reabierto la economía a la par que se habían salvado días porque nunca afrontaron la pandemia como una dicotomía entre recuperación económica y salud pública.

En este sentido, apeló a los estados que están sufriendo repuntes en el número de hospitalizaciones y casos a que miren el ejemplo de Nueva York y reabran su economía «de forma inteligente».

«Hay mucha gente muriendo y no tiene por qué ser así. Se trata de hacer las dos cosas a la vez, reabrir y salvar vidas», insistió el dirigente demócrata.

También advirtió que el virus no se ha acabado, dijo que continuarían monitorizando los casos y pidió responsabilidad a los ciudadanos para que no haya rebrotes.

Cuomo, que ayer volvió a subrayar que no tiene ninguna «agenda oculta» ni aspiraciones presidenciales, insistió hoy que «no se va a ningún lado» y que seguirá monitorizando la evolución de la pandemia todos los días, aunque ya sin conferencias de prensa diarias.

Admitió que antes de la pandemia pensaba que ya lo había «visto todo» a sus 62 años y resaltó que esta situación le había servido a él y a su familia para educarse y aprender.

Cuomo emplazó a los neoyorquinos a «liderar el camino» para rediseñar el mundo que viene y abordar asuntos como la brutalidad policial y el racismo sistémico para entrar en «una nueva era de derechos civiles y justicia social».

Por último, el gobernador detalló que la media semanal de muertes había sido la más baja desde que empezó la pandemia, con un ratio de 25 muertes al día y que en el último día se había practicado el mayor número de tests, más de 79.000.

Por su parte, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, siguió los pasos que dio hace dos días el gobernador Cuomo y declaró como festivo oficial de la ciudad a partir del año próximo el «Juneteenth», la fecha que conmemora la emancipación de los afroamericanos en Texas, el último estado en aplicar las leyes abolicionistas contra la esclavitud.

«El año que viene Juneteenth será un festivo oficial y un día de vacaciones para los colegios de la ciudad de Nueva York», avanzó de Blasio en su rueda de prensa diaria.