Oliva López: “Todo el personal de salud está muy agotado”

La secretaria de Salud de la CDMX reconoce que aun con las contrataciones de médicos y el apoyo de los profesionales cubanos, hay un déficit de casi 1,500 profesionales de la salud.

A casi cuatro meses de la llegada del COVID-19 a México, el personal médico ha sido el sector más reconocido, y al mismo tiempo afectado por la epidemia. Ellos son los que están al frente de la línea de batalla y, de acuerdo con la Secretaría de Salud, más de 39,00 profesionales en este sector han resultado contagiados y 500 han fallecido en el país.

A estos números, la capital del país y epicentro de la pandemia, ha aportado 20,000 casos y 180 fallecimientos.

Para los que siguen en las unidades de salud, las jornadas son largas y el cansancio es cada vez más evidente, aunado a eso las bajas que se han tenido debido a la edad y/o a comorbilidades, han dejado al sector vulnerable ante esta crisis sanitaria.

“Es un trabajo intensivo, tienen turnos de 12 por 24 y las jornadas son pesadas», reconoce la secretaria de Salud de la Ciudad de México, Oliva López, quien reconoce la labor del personal que ha estado el frente de la pandemia.

«El trabajo para combatir la pandemia ha sido muy intensivo por el equipo de protección personal, por el tipo de pacientes. Todo el personal de salud está muy agotado”.

 Oliva López, secretaria de Salud de la Ciudad de México.

La funcionaria, quien está al frente de la emergencia en el epicentro de la epidemia en México, con 43,596 casos y 5,656 decesos acumulados, explica que 2,000 trabajadores de salud se retiraron a resguardo domiciliario desde el inicio de la pandemia por la edad o por padecer comorbilidades, por lo que muchos hospitales se han quedado con la necesidad de personal.